junio 27, 2023

La psicodelia turca de Derya Yıldırım & Grup Şimşek

Derya Yıldırım & Grup Şimşek es un proyecto de folk turco psicodélico, que adereza su propuesta con texturas de funk, rock y jazz contemporáneo. El grupo, que está esparcido entre Alemania, Francia y Gran Bretaña, estará presentando próximamente el álbum Dost 1, una selección de viejos clásicos de Anatolia replanteados, junto a una serie de innovadoras composiciones originales.

Dirigido por la cantante y multi instrumentista de origen turco, afincada en Berlín, Derya Yıldırım, y con miembros en Francia y Gran Bretaña, el proyecto Derya Yıldırım & Grup Şimşek es conocido por sus versiones contemporáneas de baladas folclóricas tradicionales de Anatolia, planteadas a través de una seductora mezcla de psicodelia, jazz, rock y pop.

La historia de la banda comienza años atrás en Hamburgo, cuando los integrantes se conocieron en el festival New Hamburg. «Este festival se estaba llevando a cabo en el barrio donde creció Derya. Era un encuentro de música y teatro. Yo tocaba con mi banda de ese momento y Derya se presentaba como artista local. Ahí nació esta colaboración que se suponía que sería solamente por ese espectáculo, pero luego pensamos que no podíamos detenernos allí. En aquel momento Derya vivía en Alemania y el resto de nosotros en Londres. En esa ciudad nos encontramos, luego grabamos en Francia nuestro primer álbum», explica Axel Oliveres, también conocido como Graham Mushnik, guitarrista del Grup Şimşek.

Cada uno de los miembros de la banda posee un proyecto artístico personal, alejado de Derya Yıldırım & Grup Şimşek. «Creo que eso ha sido algo positivo para nosotros porque nos da una identidad individual, y eso es lo que aportamos a la banda. Cada uno posee un estilo diferente que mantiene vivo a través de su vida fuera del grupo. En lo personal, soy una artista solista que toca con orquestas y ensambles. Tampoco somos músicos de sesión, por eso ponemos el alma en lo que hacemos. Puede que toque la bağlama (laúd turco), pero no creo mi única inclinación artística sea la música tradicional turca. Nos gusta crear nuestro propio lenguaje», asegura Derya Yıldırım.

El nombre del grupo Şimşek significa «relámpago», y fue un juego de palabras con el apellido de Derya, Yıldırım, que a su vez significa «trueno». «Son casi sinónimos. Şimşek es más fácil de pronunciar que Yıldırım, aunque tampoco es que sea particularmente sencillo», afirma Graham Mushnik entre risas. «Por un momento pensé que podríamos llamarnos grupo Yıldırım, pero la verdad es que no teníamos planeado girar solamente por Turquía, sino más bien Europa, entonces quería algo que se deletreara de manera más cómoda» agrega Derya.

Tras el éxito de su álbum debut, titulado Kar Yağar, en 2019, que representó una visión estimulante y psicodélica de canciones folclóricas de Anatolia, así como una colección de piezas originales inspiradas en el legendario poeta turco Nâzım Hikmet Ran, el grupo regresa con Dost 1, la primera entrega de un trabajo que consistirá en dos partes. La primera será publicada el 25 de junio, mientras que la segunda saldrá el próximo invierno.

Dost 1 consta de seis pistas que destilan una visión contemporánea sobre los viejos clásicos de Turquía, además de ofrecer una selección de hipnóticas composiciones originales. Dirigido por la voz y la bağlama de Yıldırım, el álbum presenta unos arreglos complejos pero bailables, en los que el bajo vibrante y los acordes atmosféricos del órgano chocan con la espiritualidad.

«Para los turcos la palabra Dost tiene un significado muy particular, se utiliza para referirse a amigos que son muy cercanos. Mientras grabábamos este álbum estuvimos escuchando mucha música folk turca, y esta es una palabra que aparece mucho allí. Supongo que eso nos influyó, este vocablo también es muy importante en la música aleví. La idea tras Dost es mantener la vida y el mundo como un lugar con significado. Si piensas en el momento que estamos viviendo, necesitamos dost, así como empatía, pero también dejar a cada uno ser lo que quiera ser. No soy una mujer de muchos amigos, pero durante el coronavirus aprendí el valor de un buen camarada», dice Derya Yıldırım. Mushnik agrega: «Ciertamente Dost significa amigo, pero tiene un contexto más espiritual, como un hermano de vida, alguien que es muy importante para ti. Este álbum es un viaje en el cual estamos tratando de encontrar algo profundo dentro de nosotros mismos a través de nuestro entorno».

La canción que abre el disco, The Trip, es un viaje con tintes psicodélicos a un futuro lejano a través de un pasado remoto. La ruta está inspirada en las bandas sonoras de las películas turcas de los años 70. El tema instrumental comienza con una melodía de bağlama sencilla pero hábil, mientras que las ráfagas de sintetizador futuristas y la guitarra fuertemente desfasada hacen un guiño a los primeros trabajos de los pioneros del rock turco Moğollar y Erkin Koray.

Hop Çerkez es una versión de una canción popular de Ankara. Inspirada en la versión de Arif Sağ, virtuoso de la bağlama y figura destacada de la música folclórica de Anatolia, la banda la actualiza para incluir solos de órgano y trabajo de pedal wah. Deniz Dalgasız Olmaz (El mar no puede existir sin las olas), es una versión funky de otra pieza tradicional, en la que Yıldırım canta sobre alguien que está perdido en el amor, con un tapiz entusiasta de delicadas melodías de saz y polirritmos de batería electrónica.

Haydar Haydar es un poema aleví que se ha transmitido de generación en generación desde el siglo XVII; trata de asuntos humanos complejos entrelazando emociones, filosofía, sociedad y espiritualidad. La voz de Yıldırım es melosa contra un neblinoso órgano de ensueño y líneas de bajo ondulantes. «La calidad metafórica de la lengua turca puede dar lugar a muchas interpretaciones y deja volar la imaginación», reflexiona Yıldırım. «Para mí, también es algo que transmite una sensación de hogar, amor y calidez».

En Hastane Önü aparece una melodía de bağlama malhumorada y líneas de sintetizador flotantes, Yıldırım explora el alma, las emociones y los pensamientos de una joven cuya vida se transforma por una enfermedad incurable, cantando el poema autobiográfico de su tía Ayşe Yıldırım como homenaje a una mujer cuya poderosa alma significa mucho para ella. El tema final, Sunrise, se abre con un estribillo de sintetizador solitario que da la sensación de ir a la deriva en el espacio. Las cuerdas distorsionadas y las teclas estrujadas aumentan la sensación de misterio y se suman a la sensación futurista.

Dost 1 se publicará en todo el mundo a través de Catapulte Records y el influyente sello Bongo Joe el próximo 25 de junio.

Populares

Shamishen

El shamisen, las cuerdas de Japón

marzo 7, 2023
Con más de cinco siglos de historia, el shamisen, también llamado samisen, es uno de los instrumentos musicales más importantes de la

Una historia del boogaloo

mayo 30, 2022
El boogaloo es un género de la música latina que consiste en la fusión del soul y R&B norteamericano con ritmos caribeños

Los misterios de la música maya

noviembre 24, 2021
La música de la civilización maya es descrita a través de sus registros antiguos, así como mediante los relatos escritos españoles del
Historia anterior

Entrevista a Dele Sosimi. El catedrático del afrobeat

Siguiente historia

Entrevista a Diabel Cissokho. Herencia griot, blues africano y tradición mandinga

Último de

Ir a