OLYMPUS DIGITAL CAMERA
enero 19, 2022

1st African Gospel Choir: «España es un país bastante tolerante y solidario con el inmigrante»

El 1st African Gospel Choir nació hace casi una década en Nigeria. Sin embargo, su creador Joe Psalmist, cuyo nombre real es Olawale, abandonó su tierra natal para afincarse en Barcelona donde refundó el coro con músicos provenientes de toda África.

Se trata del primer coro de góspel africano afincado en la península ibérica, si bien no son ajenos a otros géneros como el reggae, el blues, la salsa, el afrobeat y el soul. Y es que además de interpretar constantemente clásicos del góspel mundial, son conocidas sus versiones de temas de artistas como Miriam Makeba, Lluis Llach y Creedence Clearwater Revival, que han reinventado con su ecléctico estilo.

El coro canta en diversos idiomas, entre los que se cuentan la lengua yoruba, hausa, igbo, zulú, suajili, así como en inglés. Además, cuentan con miembros que provienen de distintas latitudes, como Guinea Ecuatorial, Senegal, Nigeria y Kenia.

Con una indumentaria que se aleja de los típicos coros de góspel, ataviados usualmente con hábitos, el grupo posee un vestuario lleno de color y estridencia, que, confiesan, “es la vestimenta del día a día en Nigeria, si bien en Europa es poco común”.

Actualmente el 1st African Gospel Choir se encuentra trabajando en su nueva placa, que saldrá a través de la disquera española Slow Walk Music, quienes han publicado actos como Nakany Kanté, Alma Afrobeat Ensamble, Masara Traore, Kwame & The Afrovibes y Moya Kalongo. Mientras tanto la banda no ha dejado de tocar en vivo, participando recientemente en el multitudinario concierto para generar conciencia sobre la crisis de los refugiados Casa Nostra, Casa Vostra, junto a artistas de la talla de Farruquito, Lluís Llach, Los Chichos, Cheb Balowsky, Antonio Orozco, Ismael Serrano, Macaco y Barcelona Gipsy Balkan Orchestra.

Joe Psalmist, fundador del 1st African Gospel Choir, relata la historia del grupo, recordando su infancia en Nigeria, sus primeros pasos en la música, así como su emigración a España.

—El 1st African Gospel Choir nace en Nigeria.

—Sí. Yo nací y crecí en Lagos, Nigeria. Viví un tiempo en Chicago, luego volví a Nigeria donde he pasado la mayor parte de mi vida. El grupo como lo conocemos ahora lo creé cuando llegué a Barcelona, si bien antes de venir tenía el mismo conjunto en mi país. No obstante, en aquel momento era un proyecto de aficionados, no era precisamente profesional. Lo hacíamos por diversión. Fue en Barcelona que decidí llevarlo al siguiente nivel. Tomármelo más en serio. Fui conociendo la comunidad africana en Cataluña, yendo a las iglesias en Marturet, Vic, Sabadell, Barcelona y muchos más sitios, buscando cantantes. Luego los invité al coro.

—¿Alguno de los miembros del 1st African Gospel Choir en Nigeria emigró a España?

—No. Desafortunadamente ninguno ha podido venir. No ha sido fácil para ellos conseguir una visa para viajar a Europa. Pero algunos de los cantantes que he conocido en España, y que se unieron al grupo, ya habían escuchado del coro cuando estaban en África.

—¿Por qué se decantó por el góspel?

—Es una pasión que siempre he tenido desde mis primeros días en Nigeria. Yo soy cristiano y crecí tocando en coros de iglesia. También teníamos una banda en la familia porque mi papá era un militar cuyo hobby era la música. Mi padre vivió varios años en Estados Unidos, allí aprendió a tocar la guitarra y cuando regresó nos enseñó a mí y mis hermanos. Entonces tocábamos por diversión pero también con un enfoque espiritual cuando íbamos a la iglesia. Ahí empezó mi pasión y mi interés por crear un grupo de góspel.

—¿Existe una gran escena góspel en Nigeria?

—Totalmente. Existen muchísimos grupos y en general muy buenos.

—¿La mayoría son grupos religiosos?

—La mayoría lo son. Yo diría alrededor del 80%. También los hay comerciales, pero son minoría.

—¿Por qué 1st African Gospel Choir?

—Inicialmente ese no era el nombre. Lo que ocurre es que años después de formar el coro aparecieron otros grupos más pequeños tratando de imitar al mío. Allí decidí cambiar el nombre a 1st African Gospel Choir para hacerlo único y separado de todos los que vinieron después.

—¿Cómo terminó viviendo en España?

—No fue una decisión tomada a la ligera. En un principio quería ir a Canadá, pero no pude obtener la visa. Eventualmente conseguí una para Francia. Sin embargo, un amigo en Madrid me dijo que estaría más cómodo y me integraría más fácilmente en España. Así que al final escogí este país.

—¿En qué sentido estaría más cómodo?

—Su percepción era que los españoles eran más abiertos que los franceses y que por ello era más fácil adaptarme a este país. No se puede negar que España es un país bastante tolerante y solidario con el inmigrante.

—¿Usted sigue visitando Nigeria regularmente?

—Todos los años. Suelo ir en noviembre a un seminario de góspel que se lleva a cabo en Nigeria. Se organizan conciertos, clases, intercambios, etc.

—¿El coro ha cantado en Nigeria?

—Aún no por razones logísticas, pero estamos estudiando posibilidades próximamente. Sin duda, se trata de una iniciativa muy costosa, ya que viajar a Nigeria es caro. Un tique de avión al país oscila los quinientos a setecientos euros y nosotros somos muchos músicos.

—Usted proviene de una familia de músicos. ¿Qué artistas se escuchaban en casa? ¿Cuáles fueron sus primeras influencias?

—Por fortuna muchas de mis primeras influencias no eran de góspel. En mi casa se escuchaba mucho blues, gente como Ray Charles, pero también mucho jazz e incluso country. Más tarde entendí que el jazz, el country, el blues y el góspel son de la misma familia, están relacionados. Mi padre siempre colocaba temas de estos géneros. También en la radio sonaban. A veces, cuando tocábamos juntos, los repertorios eran sólo blues.

—¿Qué artistas de góspel fueron los más influyentes para usted?

—Uno de los más importantes fue el fallecido Andraé Crouch. También podría nombrar al Soweto Gospel Choir. Hace un tiempo estuve en un congreso musical en Ciudad del Cabo y tuve la oportunidad de conocer a algunos de sus miembros y fue una experiencia muy gratificante, ya que han sido una gran inspiración.

—Y de los artistas de góspel nigerianos. ¿Se le ocurre alguno?

—Claro. Hay una figura realmente importante para el góspel nigeriano y sus raíces: Panam Percy Paul. Él fue como un ídolo y mentor al mismo tiempo. Cuando estaba estudiando en la universidad tuve la oportunidad de verlo en concierto presentando lo que sería uno de sus grandes éxitos, el tema “Come lets praise the Lord”. Al verlo tocando el piano y cantando supe que quería ser como él.

—¿Nigeria es un país muy religioso?

—Nigeria es un país cuya población es sesenta por ciento cristiana y cuarenta por ciento musulmana. Las regiones del norte tienen mayor presencia islámica, mientras el sur es más cristiano. Sin embargo, Lagos es una mezcla. Conviven ambas religiones. Algunas familias poseen miembros que profesan distintos credos. En ambos casos la religión es un aspecto importante en el país. Si caminas un domingo en la mañana por Lagos, verás las iglesias llenas de gente que entran y salen, a la vez que podrás escuchar la música que tocan dentro.

—¿Los miembros del grupo son también inmigrantes nigerianos?

—Varios sí, pero hay otros de Guinea Ecuatorial, Senegal y Kenia.  

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

—Ustedes ejecutan versiones de artistas como Miriam Makeba, Lluís Llach y Creedence Clearwater Revival.

—La razón por la que realizamos versiones góspel de temas de estos músicos es que se trata de un género que evoca al amor. La canción que tocamos de Miriam Makeba habla sobre ello, sobre el amor. En el caso de Creedence Clearwater Revival versionamos la pieza “Cotton Field”, que retrata la esclavitud. Así como el amor es un tema recurrente en el góspel, no se puede negar que sus raíces vienen de la esclavitud. De hecho son dos fenómenos que aparecen de la mano. Yo entiendo que parte de la audiencia no hará esa conexión, sino simplemente lo verá como una versión de esa agrupación. Pero es algo que hemos reflexionado profundamente. Es un mensaje indirecto supongo. La de Lluís Llach aborda la coexistencia, uno no puede ser feliz y amar si no logras asimilar el entorno que te rodea.

—En efecto, la esclavitud es parte fundamental de la historia del góspel.

—Desde luego. Y lo tuve muy presente cuando armé el grupo. Muchos africanos que vienen a Europa la pasan muy mal. Viven en condiciones sumamente precarias. La vida en esclavitud era mucho peor sin duda. Pero creo que algo que ayudaba a los esclavos era cantar canciones de góspel. Así que pensé, si aquello ayudó a los esclavos, puede también ayudar a quienes están viviendo momentos difíciles hoy a nivel económico o social. También creía que sería un medio que contribuiría a afrontar los retos que impone la vida. Ese mensaje se puede extrapolar a todas las personas.   

—Ustedes experimentan con varios ritmos que se alejan del góspel.

—Ciertamente. Hemos tratado de crear un góspel que posea un estilo único. Aderezado con reggae, salsa, blues, afrobeat y otros ritmos locales africanos. Somos una suerte de grupo de góspel que le gusta experimentar con sonidos del mundo.

—Si bien ustedes suelen tocar clásicos del góspel y las versiones que hablábamos también tienen un amplio repertorio original.

—Claro. De hecho años atrás publicamos nuestro primer disco de manera completamente independiente. Hoy se encuentra agotado ya que imprimimos pocas copias. Esa grabación traía material original, con varios temas en lengua yoruba. Yo siempre he incentivado a los miembros del coro a componer y aportar ideas al grupo. En vivo las versiones pueden ser un éxito porque son clásicos y la gente las canta con nosotros. Pero las piezas originales también consiguen una grata reacción. Por ahora sólo vendemos vídeos en vivo del coro y pueden verse nuestras presentaciones en Internet.

—¿Suelen cantar en yoruba?

—Cantamos en yoruba, hausa, igbo, zulú, suajili e inglés.    

—El vestuario parece ser una parte importante para el 1st African Gospel Choir.

—Fue por recomendación de un amigo que empecé a probar uniformar el grupo, y poco a poco he ido mejorando la indumentaria. Recientemente estuve en Nigeria y traje nuevo vestuario. Los coros en Nigeria usualmente van de traje o hábitos. Nuestros uniformes es ropa del día a día en mi país, pero en Europa es poco común. Sumamente colorida y llamativa.

—Usted toca en otras bandas, además de 1st African Gospel Choir.

—Vivir de la música es complicado. En lo personal soy productor, compositor y entreno coros de iglesia. Además tengo otras bandas, una llamada Groove Control, también canto en Alma Afrobeat Ensemble, y toco en solitario el piano en bares y restaurantes.

—Recientemente tocaron en el concierto Casa Nostra, Casa Vostra, una iniciativa que buscaba concientizar sobre la crisis de los refugiados, en el Palau de Sant Jordi en Barcelona.

—La relación con los organizadores viene a través de nuestro manager Javi Zarco. En ese evento tocó además Lluís Llach, un artista que nosotros versionamos. Por otro lado, Antena 3, nos ha entrevistado varias veces por lo que el nombre de la banda había alcanzado cierta notoriedad.

—¿Existen refugiados en la banda?

—Sí. Tres miembros del coro llegaron a Europa como refugiados.

—¿Se encuentran grabando disco en este momento?

—Estamos trabajando en ello. No tenemos nombre hasta ahora. Tenemos cinco canciones listas. Estoy pensando entre seis y ocho temas. El disco saldrá de la mano de Slow Walk Music.

—¿Dónde han girado en todos sus años de carrera?

—El grupo fue fundado hace nueve años. El grupo ha girado por España pero no ha salido del país, inicialmente por la situación irregular de algunos de sus miembros. Actualmente todos somos residentes. También tenemos poco tiempo con una compañía de management apoyándonos. Esto nos ha ayudado un montón. Desde que trabajamos con Javi Zarco especialmente. A él lo conocí cuando comencé a tocar con Alma Afrobeat, hace unos tres años. No obstante, en 1st African Gospel Choir tenemos apenas un año trabajando con él. Antes hacía todo yo sólo. Es maravilloso poder delegar un poco.

—Tienen planes de gira para este año.

—Si, tenemos varias fechas planeadas en verano dentro de España. No puedo decirte específicamente las ciudades, pero todo será anunciado en nuestra web 1stafricangospelchoir.com

—¿Vídeos?

—Para este nuevo disco tenemos varias ideas en mente. Pero también he hecho una amplia selección de conciertos que hemos grabado para reunirlos en un DVD.

Populares

Shamishen

El shamisen, las cuerdas de Japón

marzo 7, 2023
Con más de cinco siglos de historia, el shamisen, también llamado samisen, es uno de los instrumentos musicales más importantes de la

La música de los vikingos

noviembre 22, 2021
Hablar sobre la música de los vikingos no es tarea fácil, ya que no existió un sistema de notación musical durante sus

Una historia del boogaloo

mayo 30, 2022
El boogaloo es un género de la música latina que consiste en la fusión del soul y R&B norteamericano con ritmos caribeños
Historia anterior

Shakuhachi, la flauta de Japón

Siguiente historia

Aziza Brahim: «Quiero creer que algún día el Sahara Occidental será libre»

Último de

Ir a