Linda Ayupuka: «Dios me ha dado todo lo que tengo»

Originaria del norte de Ghana, Linda Ayupuka presenta el álbum «God Created Everything», el cual fusiona la música del pueblo Frafra, del que forma parte, con paisajes afro-electrónicos, y géneros más lejanos como el dancehall y el R&B. El disco sale de la mano de Mais Um, y cuenta con la producción de Francis Ayamga.

La cantante ghanesa Linda Ayupuka comenzó su carrera cantando en coros de iglesia en su país natal. También amenizaba bodas, funerales y otros servicios religiosos. Aún lo sigue haciendo. Sin embargo, esto no la ha frenado para experimentar con sonidos electrónicos de texturas africanas, y otros géneros más lejanos como el dancehall y el R&B, sumando además ritmos ceremoniales del pueblo Frafra, cantando en lengua gurenɛ.

Ayupuka plasma esta fusión en su álbum debut God Created Everything (Dios creo todo), publicado en junio a través de la disquera Mais Um. El disco contó con la producción de Francis Ayamga, quién ha colaborado con músicos como King Ayisoba, y que ha producido discos como This Is FraFra Power!. Ambos concibieron la placa en la ciudad de Bongo, al norte de Ghana, en el estudio Top Link de Ayamga.

God Created Everything es una celebración cargada de polirritmos afro-electrónicos, tan espirituales como bailables, donde hipnóticos patrones de batería y percusión, junto a teclados retro, llevan a un trance que evoca a los vibrantes soundsystems callejeros africanos.

Si bien su música invita a la alabanza, incluso podría llegar a amenizar un servicio religioso, también es capaz de adaptarse a cualquier disco de las calles de Acra, Lagos o Monrovia.

Sobre el título del disco, Lida comenta: «Estoy consciente de todo lo que Dios ha hecho por mí. Me ha dado la vida y todo lo que quiero. Por eso soy feliz. Me ha ayudado en los problemas y en la enfermedad. El álbum en su conjunto habla de sus creaciones y de su grandeza. Sé que es grande».

«Hay muchos artistas de góspel en la región, pero ninguno suena como Linda. El sonido es diferente, los ritmos son diferentes. Linda tiene una voz dulce. Muchos sólo pueden cantar en clave totalmente tradicional, pero las canciones de Linda son de estilo disco, ¡sus canciones suenan en las discotecas!», asegura Ayamga.

Al preguntar cuál es su canción predilecta del álbum, Ayupuka comenta que es Daguna, una tonada cantada en idioma gurenɛ. Se trata de una pieza soportada por un incesante loop de batería que invita al baile, aderezada por sintetizadores muy noventosos que reproducen instrumentos de viento. Ella traduce la lírica de la siguiente manera: «Nuestro hogar permanente es el cielo. Así que mis hermanos y hermanas, apresuraos a aceptarlo».

Algunos momentos de God Created Everything recuerdan las primeras grabaciones de Oumou Sangaré y Rokia Traoré, así como los lanzamientos recientes de Otim Alpha.

En el norte de Ghana

A quince horas al norte de Accra, capital de Ghana, y a poco más de diez kilómetros al sur de la vecina Burkina Faso, se encuentra el distrito mayoritariamente agrícola de Bongo Soe, una comunidad formada por el pueblo Frafra, de habla gurenɛ. Es en esa área donde Linda Ayupuka se dio a conocer. Si se da un paseo por la cercana ciudad de Bolgatanga, específicamente por sus concurridas calles, atestadas de coches y repletas de negocios de venta de móviles, boutiques de moda y vendedores de comida local, se escuchará la reverente y alabada voz de Linda sonando en aparatos de radio portátiles y altavoces de coches.

Cantante de iglesia y cristiana devota, que se describe a sí misma como «genial y humilde», Linda es la directora del coro de niños de la Iglesia Presbiteriana de Ghana, donde a los cuatro años empezó a cantar.

Linda recuerda que su madre les entonaba himnos cristianos y canciones tradicionales a ella y a sus cinco hermanos desde muy jóvenes. Tras abandonar la escuela, Linda comenzó a viajar por la región cantando a tiempo completo. Actualmente, actúa en bodas, funerales y otras ceremonias eclesiásticas todos los viernes, sábados y domingos, con su banda de música en directo y sus hijos. También viaja con un coro de mujeres de cuarenta a cincuenta miembros, dirigiendo servicios en iglesias de Bolgatanga, Kumasi y otros lugares.

Cuando el horario de los servicios religiosos llega a su fin y Linda se despide del día, se sube a la moto y se va en busca de ritmos a veinte minutos al sur y, entre árboles baobab y grandes formaciones rocosas, encuentra uno de los mejores estudios de la zona, y a uno de sus productores más carismáticos: Francis Ayamga. Productor local muy solicitado y hábil músico, Francis forjó su nombre como baterista en directo del icono local King Ayisoba, cuya reinvención del kologo (un instrumento tradicional de dos cuerdas), a través de la música rap y reggae, junto a sonidos electrónicos, le ha llevado a convertirse en uno de los músicos autóctonos más destacados de Ghana.

Francis ha dirigido las últimas giras internacionales de Ayisoba, y ha actuado por toda Europa junto a los gigantes malienses Salif Keita y Oumou Sangaré.

«Mucha gente quiso que instalara mi estudio en la ciudad de Bolga, pero yo les dije que quería mi estudio junto a las rocas, en lo alto de las colinas de Bongo. Es un lugar precioso. Mi espíritu me dice que me convertiré en una persona que la gente visitará allí en el futuro», afirma Francis.

Con el dinero que ganó al abrir un taller de reparación de móviles en Bolgatanga dos años antes, Francis abrió los estudios Top Link para grabar a King Ayisoba, tras conocerse en una sesión de estudio en Accra a principios de la década de 2000, y más tarde se encargó de la ingeniería de su famoso álbum 1000 Can Die, en el que participaron Lee «Scratch» Perry y Orlando Julius, entre otros. Francis se convirtió rápidamente en uno de los productores más prolíficos y solicitados del norte ghanés, grabando a artistas de toda la región, lo que llevó al lanzamiento de This Is FraFra Power, una compilación modernista de artistas de rap, gospel y kologo producida en Top Link, con una nueva cantante: Linda Ayupuka. Después de conocerse en una sesión de estudio en 2009, y de haber grabado hasta tres recopilaciones de material, Linda y Francis concibieron su primer álbum juntos: God Created Everything.

Francis, al igual que Linda, está empapado de tradiciones milenarias y de un culto devoto, pero está centrado en la transmisión de la identidad Frafra hacia el futuro. Estableciendo paralelismos entre la música ritualista y la cultura club contemporánea, Linda y Francis representan una nueva era de músicos ghaneses, que defienden un sonido autóctono sin olvidar que están en el año 2022.

Populares

Shamishen

El shamisen, las cuerdas de Japón

marzo 7, 2023
Con más de cinco siglos de historia, el shamisen, también llamado samisen, es uno de los instrumentos musicales más importantes de la

Una historia del boogaloo

mayo 30, 2022
El boogaloo es un género de la música latina que consiste en la fusión del soul y R&B norteamericano con ritmos caribeños

Los misterios de la música maya

noviembre 24, 2021
La música de la civilización maya es descrita a través de sus registros antiguos, así como mediante los relatos escritos españoles del
Historia anterior

Una historia del boogaloo

Siguiente historia

Del son cubano a la rumba congoleña

Último de

Ir a