noviembre 19, 2021

Burkina Azza, tradición griot a través del balafón

El grupo Burkina Azza nace de un linaje de balafonistas, percusionistas y griots de la región de Djibasso, al norte de Burkina Faso. Su estilo se alimenta de la música tradicional de ese país africano, aunque posee un original sonido que no se puede encasillar en ningún género.

Burkina Azza reúne las enseñanzas de varias generaciones de una familia de músicos y griots. El griot es una figura típica de África Occidental, una suerte de narrador de historias que hace uso de la poesía y la música para mantener viva la tradición oral de la región; como los bardos, trovadores y juglares medievales.

El grupo fue encontrado por el francés Guilhem Monin, fundador de Social Joy Records, a través de una comunidad en Facebook. Monin produjo su opera prima, titulada Wari Bô. «Encontré el grupo en Facebook, a través de una comunidad llamada African Drumming. Allí se mostraban talleres y clases de percusión llevadas a cabo en Burkina Faso, pero además había vídeos de músicos locales tocando. Uno podía ver proyectos sumamente interesantes y originales. Fue así como apareció Burkina Azza. Me parecieron un ensamble orgánico y fresco, también me llamó la atención su manera de tocar el balafón, ya que me parecía que evocaba texturas electrónicas aun cuando todo era acústico. Su forma de vestir, basado en indumentarias típicas de la región, también me atrajo. Tienen un aura increíble, así que los contacté tan pronto como pude», explica Monin.

Los primeros acercamientos fueron bastante directos. «El líder del grupo, Adama Koueta, no sabe leer ni escribir, así que cuando me puse en contacto con ellos, a través de las redes sociales, me llamó directamente. Burkina Faso solía ser una colonia francesa, por lo que los burkineses suelen conocer el idioma. Afortunadamente, yo soy francés así que nos entendimos de inmediato. Así comenzó la relación que desembocaría en Wari Bô», agrega.

Los integrantes de Burkina Azza provienen de una aldea en la región de Djibasso, al norte de Burkina Faso, llamada Nayerina, un área muy rural en la que los pobladores viven en perfecta armonía con la naturaleza. «El álbum Wari Bô debe su título a un árbol sagrado que existió en su pueblo. Si bien ya no está, la banda quiso mantener el recuerdo utilizando su nombre para el disco. Desde hace algún tiempo los miembros han estado viviendo en Uagadugú, la capital. La mayoría son hermanos o primos, y más que un grupo son un colectivo, que viene de una familia importante de griots, músicosy artistas. Algunos intérpretes célebres del país han salido de esta estirpe, por lo que la banda considera que es su deber difundir el arte local, especialmente mediante el balafón y los tambores locales. También tocan otros instrumentos como la kora. Por eso también dan clases a los niños e incluso a extranjeros. Hay muchas personas que viajan a Burkina Faso para aprender de ellos», asegura Monin. El nombre Burkina Azza significa «Griots de Burkina».

El balafón, instrumento idiófono de teclado de madera, es originario de Guinea y está presente en varios países de África, pero se desarrolló y popularizó en Burkina Faso. Cada balafón de Burkina Azza fue hecho por ellos. La percusión utilizada es típica de la región, como el dum dum, el bara, el yembé y el tambor parlante.

El álbum Wari Bô expresa la cosmovisión y los valores de la banda, a la vez que intenta transportar al público a lo más profundo de Burkina Faso, resaltando la belleza natural y cultural del país. Su mensaje es de alegría, paz y harmonía, abogando por la educación de las nuevas generaciones.

Adama Koueta, líder de la banda, relata: «Todo está en mi cabeza, ya que no sé escribir». Su propuesta es espontánea y directa, para ellos el arte lo es todo y, aunque vienen de orígenes humildes, no ven la música como un medio para hacer dinero sino como una necesidad de vida, para dar continuidad y mantener viva la tradición que viene de sus ancestros, pero también como un canal para enseñar y mejorar el mundo que les rodea.

Wari Bô fue concebido en 2019 y grabado en Uagadugú en enero de 2020, poco antes del inicio de la pandemia de Covid-19. Si bien al escucharlo pareciera tener texturas electrónicas, todos los instrumentos son acústicos. Además, son capaces de presentarse en directo en cualquier lugar, sin importar las complicaciones, por eso no es difícil verlos en las calles de Uagadugú o Djibasso tocando su vibrante propuesta.

«Ellos no habían lanzado nada antes, mucho menos hecho un disco. Lo único que se podía encontrar del ensamble eran grabaciones audiovisuales en vivo. Tampoco tenían el dinero para hacer un álbum. Recuerda que son profesores de música con orígenes muy humildes. Así que le dije a Adama que le enviaría dinero para que grabara algunas canciones. Para ese momento no nos conocíamos mucho, por lo que él podía simplemente haberse quedado con el dinero. Afortunadamente no fue así, su visión iba más allá, y grabó dos piezas que me entregó una semana después. Yo no estaba presente, así que todo lo hablábamos por WhatsApp o videollamada. Poco a poco fuimos ganando confianza y concretamos realizar el disco. Yo lo produciría remotamente. Tomó un año, ya que todo fue hecho a distancia. Además, tuvimos que probar varios estudios, aunque finalmente lo hicimos en el estudio Faso Jam de Uagadugú», dice Monin.

Las letras del disco están en idioma bwamou y dioula, que es un dialecto burkinés. Al momento de hablar de los géneros que toca la banda, Monin sostiene: «Ellos tienen una clara influencia de la música tradicional de Burkina Faso, con la que crecieron, pero la verdad es que no es posible encasillar su estilo. Yo nunca había escuchado algo similar».

Las letras involucran una serie de tópicos como educación, tradición, amor y amistad. La conexión con la tierra y el hábitat también son también una constante.

Wari Bô fue publicado por Social Joy Records el 17 de mayo de 2021.

Populares

Shamishen

El shamisen, las cuerdas de Japón

marzo 7, 2023
Con más de cinco siglos de historia, el shamisen, también llamado samisen, es uno de los instrumentos musicales más importantes de la

La música de los vikingos

noviembre 22, 2021
Hablar sobre la música de los vikingos no es tarea fácil, ya que no existió un sistema de notación musical durante sus

Una historia del boogaloo

mayo 30, 2022
El boogaloo es un género de la música latina que consiste en la fusión del soul y R&B norteamericano con ritmos caribeños
Historia anterior

Zaouli, la palpitante danza de Costa Marfil

Siguiente historia

La música de los vikingos

Último de

Ir a