noviembre 22, 2021

La música de los vikingos

Hablar sobre la música de los vikingos no es tarea fácil, ya que no existió un sistema de notación musical durante sus tiempos. Lo poco que se conoce fue transmitido de manera oral, a través de generaciones. A esto hay que sumar que su cultura fue absorbida por el cristianismo europeo, por lo que pasó a formar parte de una herencia mixta escandinava.

No existen partituras de la época vikinga. Estas hubiesen sido la única manera de recoger fielmente su música. Los registros se reducían a la transmisión oral a través de generaciones.

Parte de la información que se ha descubierto de la música vikinga proviene de hallazgos arqueológicos, sagas, crónicas y diarios guardados por visitantes extranjeros a Escandinavia, durante el siglo IX al XIII.

También existen registros escritos más extensos tras la llegada del cristianismo. Pero hay que tomar en cuenta que este hecho representó una serie de cambios estructurales en todos los aspectos de la vida vikinga.

Festividades, ceremonias y día a día

Se sabe que en la época vikinga la música fue usada en distintos contextos, como ocasiones festivas y ceremoniales, pero también en la vida cotidiana.

Se cree que existieron canciones de trabajo, que eran llevadas a cabo durante diversas faenas típicas de la vida vikinga, tanto marítimas como de construcción. También se usó el canto para comunicarse a través de distancias lejanas, con ayuda a veces de algunos instrumentos como el lur. Eran comunes también las canciones de cuna y las tonadas infantiles.

Sobre las ocasiones festivas, los vikingos tenían muchas ceremonias a lo largo del año, donde el canto y la música jugaban papeles importantes. La siembra, que ocurría en primavera, iba acompañada de sacrificios a los dioses, para pedirles una buena cosecha. El canto formaba parte de esta petición. Se cree que con la llegada del cristianismo estas letras pueden haber cambiado, pero la música siguió jugando un papel importante en los ritos de primavera.

Los nacimientos, la llegada a la adultez, los matrimonios, y otros eventos sociales también solían ser acompañados por música. Tanto los cantos como la instrumentación solían ser interpretados por los propios asistentes. Se sabe muy poco acerca de cómo la gente común festejaba, porque las fuentes existentes son principalmente las sagas nórdicas, que se referían a los reyes y otras personas importantes.

En las sagas se habla de artistas ambulantes que actuaban en la cortes, y éstos proporcionaban la música para acompañar sus actuaciones. Se nombra también a los escaldos, poetas guerreros vikingos que pertenecían a la corte de los reyes escandinavos durante la Edad Media. Servían a los monarcas ensalzándolos en composiciones poéticas, como los drápar, que principalmente tenían la función de exaltar su generosidad o el heroísmo que mostraron en alguna batalla. Sus obras constituyen la llamada poesía escáldica, caracterizada por el verso aliterativo y figuras retóricas. Hay escaldos muy famosos que protagonizaron sagas como Egil Skallagrímson, que posee una homónima.

Instrumentos

Gracias a los registros y la arqueología es sabe que los vikingos poseían varios instrumentos importantes.

Contaban con flautas de pan, hechas de cachos de vaca, huesos de ovejo y otros animales.

También contaban con chirimías hechas de madera.

Los instrumentos de cuerda vikingos eran la lira nórdica, el harpa y el rebec, similar a un violín.

El lur es uno de los instrumentos más simbólicos de los vikingos, aunque posee dos variantes. Hay quienes creen que podría ser la precursora de la trompeta. Los lures más antiguos fueron construidos en la edad de bronce, de ese mismo material. En la edad media solían hacerse de madera. Durante excavaciones arqueológicas se han encontrados diversos lures alrededor de toda Escandinavia y del norte de Alemania.

Hay otros instrumentos de origen vikingo como el jouhikko, que es una especie de lira tradicional de dos o tres cuerdas, que se toca con arco y es originaria de Finlandia y Carelia, Rusia. Sus cuerdas son tradicionalmente de pelo de caballo. El uso de este instrumento nunca llegó a desaparecer completamente.

La nyckelharpa es un instrumento tradicional sueco, que, al parecer, tiene su origen en la música vikinga. El registo más antiguo que se tienen de este instrumento es un relieve en la Iglesia de Källunge en Gotland, datado en torno a 1350. En él se muestra a dos hombres tocando nyckelharpas.

La percusión vikinga constaba de tambores hechos de madera y piel de reno o venado, éstos se utilizaban para acompañar otros instrumentos, y en ceremonias rituales.

Es difícil imaginar cómo sonaba la combinación de aquellos cantos e instrumentos. Sin embargo, existe el testimonio de un mercader árabe que visitó Dinamarca en el siglo diez, atestiguando lo siguiente: «Nunca antes había escuchado canciones más feas que las de los vikingos de Slesvig. El gruñido que emitían sus gargantas me recordó a los perros aullando, sólo que más indisciplinados».

La música vikinga hoy

Existen varios grupos nórdicos que rescatan la herencia de la música tradicional vikinga. Algunas de estas bandas exploran textos originales de piedras rúnicas, amuletos y otros implementos antiguos, buscando aproximarse lo más posible a lo que pudo ser aquel panorama sonoro medieval.

Uno de estos grupos es Heilung, una banda de música folclórica experimental formada por miembros de Dinamarca, Noruega y Alemania. Su propuesta se basa en textos e inscripciones rúnicas de los pueblos germánicos de la Edad del Bronce, la Edad del Hierro y la Edad Vikinga. Heilung describe su música como la «historia ampliada de la Europa del norte medieval temprana». Su música tiende a hablar sobre deidades nórdicas, jǫtnar, y las valquirias. «Heilung» es una palabra alemana que significa «curación».

Heilung usa instrumentos antiguos, la mayoría de inspiración vikinga, aunque no se limitan a ellos. La vestimenta es otro elemento importante del grupo al momento de presentarse en directo, y emula fielmente la indumentaria utilizada en la Edad del Bronce nórdica.

Otro grupo importante de esta escena es Wardruna, banda noruega formada en 2003 por los músicos de black metal Einar Selvik, Gaahl y Lindy Fay Hella. Suelen abordar las tradiciones culturales y esotéricas nórdicas, y hacen un uso significativo de los instrumentos históricos y tradicionales de la región, incluyendo tambores de piel de venado, flautas, el harpa de boca, el cuerno de cabra y, desde luego, el lur. También utilizan otras fuentes de sonido como árboles, rocas, agua y antorchas.

La banda ha lanzado cuatro álbumes, los tres primeros basados en la mitología nórdica, el último basado en los dichos de Odín y otras antiguas fuentes nórdicas.

Danheim es un proyecto del productor danés Mike Olsen, quien inicialmente se dedicó a la música electrónica, hasta que en 2016 decidió experimentar con la mitología nórdica. Su propuesta es ambiental, aunque con texturas oscuras de claro corte medieval, a la vez que líricamente explora el imaginario escandinavo antiguo.

SKÁLD es un proyecto inspirado en la mitología nórdica. Desarrollado por un grupo de entusiastas franceses, el grupo fue concebido por el productor y compositor Christophe Voisin-Boisvinet, junto a un trío de cantantes cuyas voces tenían timbres atípicos. La banda decidió dar nueva vida a la poesía de los antiguos skálds, cuyo lenguaje, el nórdico antiguo, contaba historias de los vikingos y sus dioses.

Gjallarhorn es una banda finlandesa con raíces en la música folclórica de Finlandia y Suecia, aunque hace fusiones con otras músicas del mundo. El grupo se hace eco de baladas medievales, minuetes, oraciones en cantos rúnicos y antiguas epopeyas islandesas. El nombre del grupo hace referencia a la mitología nórdica, donde Gjallarhorn es el cuerno con el que Heimdal, guardián de Asgard, anunciará el Ragnarök. El nombre del cuerno está relacionado con la palabra gala que significa «gritar» o «cantar con voz fuerte».

Garmarna es una banda de folk rock originaria de Sundsvall, Suecia, cuyas canciones son principalmente viejas baladas escandinavas, incluso medievales, aunque también experimentan con rock y electrónica.

Hedningarna es otro grupo sueco que crea música de corte tradicional escandinavo, pero con fusiones e influencias de la electrónica y otras tendencias contemporáneas. La filosofía del grupo es la indagar en las raíces de la música nórdica, para producir un sonido que no siga las tendencias actuales del folk más tradicionalista. Se han dedicado a construir y modificar instrumentos típicos.

Si bien su fuerte no es la música nórdica, la cantante sueca Karin Dreijer, conocida también por su alias Fever Ray, se ha inspirado tímidamente en el canto tradicional de la región. Su éxito mundial If I Had a Heart, funge como pieza de presentación de la popular serie de televisión de drama histórico Vikings.

Populares

Una historia del boogaloo

mayo 30, 2022
El boogaloo es un género de la música latina que consiste en la fusión del soul y R&B norteamericano con ritmos caribeños

Los misterios de la música maya

noviembre 24, 2021
La música de la civilización maya es descrita a través de sus registros antiguos, así como mediante los relatos escritos españoles del
Historia anterior

Burkina Azza, tradición griot a través del balafón

Siguiente historia

Los misterios de la música maya

Último de

Ir a